Sistema Hadrian

Descripción

No hay lugar que recuerde lo mucho que ha cambiado el imperio desde la caída del régimen de los Messer como lo hace el sistema Hadrian. El que una vez fue conocido como tierra de nadie por su papel en la guerra fría, actualmente se ha convertido en un bastión del comercio entre el imperio y nuestros vecinos, los Xi´An. Este sistema de tres planetas anclados por una gigante roja, fue descubierto en el 2510 a través de su conexión con el sistema Piro. Aunque el punto de salto fue descubierto por una tripulación de escaneo de Pyrotechnic Amalgamated, la compañía, que ya no podía expandirse más tras haber invertido recientemente en Piro, decidió renunciar a cualquier derecho sobre el casi inhabitable sistema a cambio del ingreso de capital que le otorgaría la venta del descubrimiento.
Del mismo modo, la UNE, concentrada principalmente en la tarea de encontrar mundos terraformables para colonizarlos después, mostró poco interés en participar activamente en el nuevo sistema. En su lugar, la primera ola de habitantes fueron aquellos interesados en recolectar los recursos del cinturón de asteroides que había entre el segundo y tercer planeta. Conforme crecía lentamente la población minera, se fueron construyendo pequeñas estaciones para satisfacer sus necesidades y ofrecer un lugar de residencia para el nuevo flujo de trabajadores de apoyo que también fueron llegando. No obstante, el crecimiento del sistema resultaría ser algo efímero.

Una conexión peligrosa

Aunque el descubrimiento de un punto de salto en 2539 al sistema que más tarde sería conocido como Gurzil, ofreció más oportunidades económicas, la llegada de una nave de reconocimiento Xi´An en el 2542 llevaría al aparato militar de la UPE a dejar ambos sistemas fuera del límite civil. Poco después, se creó oficialmente la línea Perry y el sistema comenzó su transición a zona militarizada. Cabe señalar que, aunque el sistema fue nombrado originalmente como Nivelin en honor al fundador de Pyrotechnic Amalgamated, Tromo Nivelin, la UPE cambió el nombre a su designación militar Hadrian como referencia al legendario muro defensivo usado por la ancestral civilización terráquea de Roma. Este, era un nombre oportuno ya que los estrategas militares concluyeron que, si bien Gurzil era el frente de batalla en la guerra entre Xi´An y humanos, Hadrian se convertiría en un sistema barrera para evitar que una incursión Xi´An pudiese penetrar más profundamente en espacio controlado por la UPE. 

CARACTERÍSTICAS
Hadrian

Tipo

Una estrella de secuencia principal

Tamaño

65 AU

Tipo de Estrella

Gigante tipo M

Jurisdicción

Cinturón de asteroides

1

Planetas

3

Jump Points

6

Estaciones Espaciales

1

Se comenzaron a construir fortificaciones cerca de los puntos de salto conocidos y se invirtieron recursos adicionales para descubrir posibles conexiones con otros sistemas Xi´An. Aunque aún no se ha encontrado ninguna otra conexión con espacio Xi´An, se descubrió que Hadrian estaba conectado con otros sistemas fronterizos como Oya, Castra y Kiel, lo cual aumentó su importancia estratégica. Además, Hadrian recibió una gran inyección de recursos cuando se descubrió un punto de salto directo a Terra. Ansiosos por proteger este sistema que crecía rápidamente, el aparato militar decidió que se necesitaban medidas de defensa más drásticas y se invirtieron considerables esfuerzos en crear un vasto campo de minas como medida disuasoria adicional. Durante los siguientes doscientos cincuenta años, Hadrian permanecería como un laberinto de minas y puestos avanzados fortificados plagados de defensas de despliegue rápido, todo ello en espera de un ataque Xi´An que nunca llegaría a suceder. En el año 2793, con el fin oficial de la guerra fría, se firmó el tratado de la línea Perry, Hadrian fue rápidamente desmilitarizado y se permitió el acceso de los civiles al sistema una vez más. A pesar de ello, el boom minero que promovió el interés inicial por Hadrian ya no era una opción para el desarrollo económico. Aunque los militares eliminaron grandes franjas de minas explosivas durante su retirada, otras áreas, como el cinturón de asteroides, fueron clasificadas como zonas demasiado peligrosas como para proceder a su eliminación y en lugar de ello quedaron marcadas con balizas de advertencia. Aun así, aunque la industria principal de Hadrian acabó debido a su proximidad con el espacio Xi´An, también estaba a punto de disfrutar de un nuevo comienzo debido a ello.

Un nuevo comienzo

Conforme el siglo XXIX llegaba a su fin, las relaciones con los Xi´An mejoraron lo suficiente como para que el comercio entre nuestras especies comenzase a florecer. Hadrian se convirtió en una parada natural para las mercancías y productos en tránsito desde Terra y el resto del imperio hacia espacio Xi´An. Poseia una buena infraestructura para el repostaje, reabastecimiento y reparaciones gracias a las anteriores instalaciones militares construidas en el sistema, e incluso aunque las minas dificultaban el viaje a través del sistema, también les ponían las cosas difíciles a los forajidos ya que las naves se veían obligadas a tomar rutas específicas y bien protegidas a través del sistema. Estos delimitados carriles de viaje también crearon la situación ideal para que la UEE estableciera estaciones de escaneo para ayudar a controlar el flujo de bienes de los Xi´An. Podían monitorizar fácilmente a las naves que llegaban desde la frontera ya que la mayoría preferían pagar las tasas de importación que arriesgarse a volar a través de rutas sin marcar. Conforme el comercio aumentó, también lo hicieron las estaciones que atendían a los transportistas que movían las movían la mercancía a través del imperio. La mayor de estas estaciones, la flotilla conocida como Arrecife Kedsu, ha crecido en la última década hasta convertirse en uno de los centros de comercio alienígena más bulliciosos del imperio. Ahora, con la iniciativa de comercio Humano-Xi´An (HuXa) siendo analizada por el senado y con el creciente sistema industrial Rihlah a tan solo un salto del sistema vecino Gurzil, Hadrian se prepara para crecer aún más.

Planetas

Hadrian I y II

Estos dos planetas interiores del sistema son gigantes gaseosos. Hadrian I posee un núcleo rocoso bajo una tempestuosa atmósfera, mientras que la brillante y azul atmósfera de Hadrian II se ve tranquila en comparación. Una vez que los militares permitieron a los civiles acceder al sistema, la recolección y refinado de gas en Hadrian II supusieron la mayoría de ingresos en el sistema, hasta que después, los beneficios provenientes del comercio los eclipsaron más avanzado el siglo.

Reef Kedsu

Muchas de las antiguas estaciones militares localizadas a lo largo de las principales rutas de comercio fueron rápidamente adquiridas y reformadas para atender a los transportes que cruzaban el sistema. Sin embargo, siguió habiendo numerosas estaciones localizadas en otros lugares de Hadrian que quedaron, en su mayor parte, abandonadas debido a que tenían poco tráfico o a que estaban en sectores que era peligroso cruzar. Donde la mayoría de gente vio estas estructuras flotantes como simples ruinas abandonadas, una emprendedora comerciante vio una oportunidad. Delilah Havers tuvo la mala suerte de ser capturada por esclavistas cuando era una adolescente. Puesta a la venta en el mercado, fue comprada por un souli de comercio Banu quien la puso a trabajar como traductora. Afortunadamente, debido a la práctica Banu de permitir a sus siervos contratados ganarse su libertad, Delilah fue capaz de liberarse a sí misma a los treinta años de edad. Habiéndose convertido en apta para las negociaciones tras trabajar estrechamente con su souli, continuó trabajando como una comerciante independiente y fue capaz de amasar una pequeña fortuna. 

Sistema Hadrian (Reef Kedsu)

En el año 2881, mientras hacía un trayecto a través del sistema, una idea le vino a la mente conforme pasó volando una estación abandonada, “todas aquellas ruinas serían las plataformas perfectas con las que construir una flotilla de estilo Banu. Hogar de algunos de los mayores mercados Banu en el espacio, las flotillas crecen tradicionalmente de forma orgánica conforme varias naves y estaciones se amarran juntas en los centros de comercio. En lugar de dejar que se formase la flotilla por si misma (como harían los Banu), Delilah compró varias estaciones abandonadas y las llevó a una posición para formar el núcleo de una flotilla. Haciendo esto, fue capaz de crear un único centro de servicio capaz de ocuparse a la vez de varias naves de transporte grandes y sus respectivas tripulaciones, pero por un coste mucho menor que el que hubiese tenido que construir una estación así desde cero. Nombró a la flotilla como Kedsu, que significa arrecife en lenguaje Banu, ya que su estructura le recordaba a una de esas formaciones submarinas que había explorado en Goss cuando tan solo era una niña. Comúnmente, se le ha llegado a conocer con el equivocado nombre de “Arrecife Kedsu”. Ya que aquí pueden haber más comerciantes llevando sus negocios a cabo a la vez que en cualquier otro lugar en el sistema, no es de extrañar que Arrecife Kedsu se haya convertido en un destino muy popular. Hogar de la población permanente más numerosa en Hadrian, sus mercados y bazares contienen productos de todo el espacio conocido de los Humanos, Xi´An e incluso Banu. Cada día se negocia y comercia con enormes cantidades de artículos y créditos. Pero, con sus hábitats en alquiler y sus numerosas alas de entretenimiento y comida, Arrecife Kedsu sigue mereciendo la visita incluso si no estás interesado en el comercio. Actualmente, Arrecife Kedsu sigue creciendo y se van uniendo más y más partes con frecuencia, expandiendo la estación aún más lejos. Este popular enclave ha hecho aparecer incluso un pequeño vecindario de estaciones que compiten para intentar aprovecharse del constante flujo de naves.

Cinturón alfa de Hadrian

Aunque sigue teniendo abundantes recursos, la mayor parte de este cinturón de asteroides sigue virgen gracias a las minas sin detonar que quedan del periodo de guerra fría. Es cierto que hay algunos valientes dispuestos a correr el riesgo por la oportunidad de ganar los créditos que daría la recolección de esa mena, pero la mayoría solo visita el cinturón conforme viajan por una de las rutas de vuelo seguro designadas.

Hadrian III

Orbitando en los límites exteriores del sistema, el gigante de hielo Hadrian III posee una nube de tormenta permanente que ejerce un claro contraste con el resto de su color pálido. Esta dramática apariencia le ha valido al planeta el sobrenombre de “el Vigilante”, ya que parece que mantiene una cuidadosa mirada sobre el resto de Hadrian.

Advertencia de viaje

A pesar de la abundancia de balizas que advierten sobre el peligro que suponen las minas, cada año se siguen perdiendo decenas de naves cuando dejan la seguridad de las rutas de vuelo designadas.

Rumores en el viento

“¡Desde las sábanas más suaves, a la ternera más fresca, no hay quien igual a Arrecife Kedsu!! / ¡!From the softest sheets, to the freshhest beef, nobody matches Kedsu Reef¡!”

-Anuncio publicitario de la flotilla, 2938.

 

“Que vengan, si se atreven.”

-Atribuido al almirante de la armada Les Holstein, en la supuesta respuesta a la pregunta del senador sobre si las fuerzas de Hadrian estaban preparadas para una incursión Xi´An, Siglo XXVII.