Portfolio: Greycat Industrial

Portfolio: Greycat Industrial

Nota del escritor: Portafolio: Greycat Industrial se publicó originalmente como Exclusivo para suscriptores el 12 de diciembre de 2018.
Entra en casi cualquier sitio industrial en el universo y probablemente encontrarás algo hecho por Greycat. Ya sea una Pyro Multi-Tool que corta con seguridad metal o un traje resistente que protege a un minero contra la caída de escombros, la extensa línea de equipos industriales y armaduras de la compañía la convierten en una de las marcas más respetadas. Greycat se ha mantenido como un elemento básico de la UEE durante siglos gracias a sus diseños optimizados pero innovadores, estándares de seguridad exigentes y una línea de productos diversa.

 

Al igual que RSI, Shubin y Tarsus, la larga historia de la compañía la convierte en una piedra angular corporativa de la UEE moderna. Si bien Greycat experimentó éxito desde el principio, solo se convirtió en un nombre familiar después de lanzar el Vehículo de transporte personal (PTV) siglos después. En estos días, es difícil imaginar el Imperio sin los PTV de Greycat que zumban a través de hangares expansivos o sus bots mineros masivos que extraen mineral de los asteroides. La mayoría de los analistas atribuyen el crecimiento de Greycat a un imperio manufacturero a los astutos movimientos gerenciales realizados por la familia fundadora de la compañía, los Broussards. Sin embargo, un número cada vez mayor de historiadores cree que gran parte del éxito de la compañía puede atribuirse a Ruben Pardue, el ingeniero hasta hace poco olvidado responsable de diseñar y desarrollar algunos de los productos más importantes de Greycat. Ni Pardue ni Broussards por sí solos podrían haber hecho de Greycat lo que es hoy, pero juntos, su visión y ambición combinadas crearon una compañía que se ha convertido en una parte esencial del Imperio.

Arrogancia de la juventud

Ruben Pardue primero se hizo un nombre mientras asistía a la Universidad de Rhetor. Después de publicar su disertación de posgrado explorando aplicaciones futuras de tecnología de geohacking, atrajo la atención de Titania Terraforming. La compañía cortejó al ambicioso joven ingeniero para ayudarles en sus esfuerzos por terraformar a Uriel, una empresa experimental para elevar la temperatura central del planeta para compensar la falta de calor generado por la estrella de neutrones del sistema Oberon. Pardue no se dejó intimidar por la inmensa tarea. De hecho, aprovechó la oportunidad para intentar resolver el enigma de “arreglar un planeta”.

Pardue se distinguió rápidamente como un experto en resolver problemas con una lengua cáustica; muchos de los que trabajaron con Pardue se irritaron por su arrogancia incontrolada, pero nunca cuestionaron su competencia y dedicación al proyecto. Se disparó a través de las filas y pronto se le pidió que dirigiera la construcción de una red de túneles debajo de la superficie del planeta para albergar el dispositivo térmico experimental de otro equipo. Pardue pasó meses en los túneles obsesionándose hasta el último detalle. En su tiempo de inactividad, esbozó ideas para nuevos equipos que habrían sido útiles para sus operaciones. Estos incluyeron diseños iniciales para lo que eventualmente se convertiría en Pyro Multi-Tool. Sin embargo, estos bocetos no se realizarían durante años debido a una tragedia que cambió la trayectoria de la vida y la carrera de Pardue.

El 23 de mayo de 2381, una sección del centro de operaciones subterráneas colapsó, matando trágicamente a treinta y siete e hiriendo a docenas más. Atrapado en un túnel de conexión, los rescatistas apenas llegaron a Pardue a tiempo para salvar su vida. Desafortunadamente, su brazo izquierdo dominante requirió amputación por encima del codo. Con Titania obligada a cubrir los costos médicos, Pardue podría haber tenido las mejores prótesis disponibles en ese momento, pero se negó. Una elección El biógrafo de Pardue, Jing Fermi, cree que fue una penitencia autoimpuesta por su fracaso para evitar la catástrofe. Pardue dejó la compañía en silencio después del accidente. Titania investigó el incidente, pero nunca publicó públicamente su informe. La tragedia fue otro revés para el gran plan de terraformar a Uriel. La compañía se disolvió años después después de considerar su intento de manipular la temperatura central como un fracaso total.

Al enterarse de que Pardue había abandonado Titania, la ex compañera de clase de la universidad, Pippa Broussard, se acercó y le ofreció un trabajo. Su familia era propietaria de un pequeño pero respetado fabricante de productos industriales y estaba ansiosa por poner su sello en la marca al infundirle nuevas ideas. Aunque nunca se declaró oficialmente responsable, la reputación empañada de Pardue después del accidente lo había dejado sin otras opciones, por lo que aceptó el salario relativamente bajo ofrecido por Broussard. Apenas tres meses después del colapso, Pardue comenzó su carrera en Greycat.

Ambición en expansión

En 2337, Odis Broussard fundó Greycat Industrial, con el objetivo de producir y suministrar equipos de seguridad a los mineros que buscaban fortuna entre las estrellas. El apodo de la compañía fue un guiño al apodo de la familia para Odis, cuyo cabello inesperadamente se volvió gris cuando aún tenía veinte años. A mediados del siglo 24, Greycat fabricaba una serie de productos de buena reputación y asequibles desde su sede de Mars. Fue exitoso, pero su presencia en el mercado fue mínima.

Cuando la hija de Odis, Pippa, tomó el control de la compañía en 2380, su ascenso coincidió con la creación de las Naciones Unidas de la Tierra (UNE) y la finalización de proyectos de terraformación en el sistema Croshaw. Inspirado por el espíritu expansionista, el primer acto de Pippa como CEO de Greycat fue abrir su segunda fábrica en Angeli. Lejos del ojo vigilante de su padre, que aún mantenía el control de la Junta, Pippa contrató a Pardue para expandir la línea de productos de Greycat.

El primer diseño de Pardue fue una línea de armadura industrial. Al incorporar nuevas características de seguridad y un revestimiento de aleación avanzado que habría sido fundamental para ayudar a los trabajadores en el colapso del túnel de Uriel, la armadura industrial “Aril” se convirtió en un gran éxito. Su diseño limpio y funcional llegaría a establecer el estándar para los productos Greycat en el futuro. Hoy en día, la armadura Aril sigue siendo un éxito de ventas para Greycat, con solo cambios mínimos en el concepto clásico de Pardue.

Inspirado por el éxito de Aril, Pippa le pidió a Pardue que dirigiera el departamento de ingeniería de Greycat, pero él declinó cortésmente. Pardue rechazó cualquier promoción por el resto de su carrera, evitando todos los puestos directivos para poder concentrarse simplemente en la construcción. Esto también aseguró que cada uno de sus diseños sería examinado a fondo e implementado por otros. Si bien su visión y estilo ahora son sinónimos de Greycat, su preferencia por la mesa de dibujo sobre la mesa de la sala de juntas significaba que su influencia no era conocida hasta el lanzamiento de la biografía de Jing Fermi, Hidden Design, a principios del siglo 30. El libro se convirtió en un éxito de ventas al yuxtaponer la carrera profesional increíblemente fértil pero no celebrada de Pardue en Greycat con una vida personal tumultuosa, que los acontecimientos de Uriel persiguieron hasta su muerte en 2458.

Reflejos rápidos

Mientras tanto, Pippa descubrió que expandir la influencia de Greycat y el flujo de producción no estaba exento de problemas. La popularidad de Pyro Multi-Tool después de su lanzamiento abrumó tanto la cadena de suministro de la compañía que la cartera de pedidos mantuvo a la mayoría de los clientes esperando meses su pedido. Esto les dio tiempo a los competidores para diseñar y vender imitaciones baratas. La batalla en curso con imitadores y falsificadores consumiría importantes recursos de la compañía durante siglos.

Cuando los beneficios se estabilizaron a principios del siglo 27, la CEO Liana Broussard implementó un plan controvertido para revisar su cadena de producción en un intento por solucionar los problemas que los atormentaban. El objetivo final era tener una instalación de fabricación en cada sistema UEE. Dado que construir y administrar todas estas nuevas plantas sería costoso y requeriría mucho tiempo, Liana subcontrató gran parte del trabajo a fabricantes regionales. Esto resultó ser un cálculo erróneo costoso. Muchas de las plantas regionales optaron por ignorar o no cumplieron con los estrictos estándares establecidos por Greycat. Para empeorar las cosas, algunos de estos terceros poco confiables filtraron (o vendieron) especificaciones de diseño a los falsificadores. Pronto, la mayoría de las imitaciones llevaban exactamente el mismo esquema de color y especificaciones de diseño que las reales. Muchos de ellos incluso afirmaron ser fabricados por Greycat Industries, no Greycat Industrial; Una distinción perdida en muchos consumidores ocasionales.

Las consecuencias de este error estratégico perjudicaron el resultado final de Greycat y llevaron a una lucha de poder dentro de la familia Broussard por el control de la compañía. Cuando el polvo se asentó, Liana se convirtió en la única CEO de Greycat en ser expulsada. Su hermano, Marcel, se convirtió en CEO y se embarcó en un plan igualmente ambicioso.

Mas grande es mejor

Como CEO, Marcel Broussard promulgó un plan doble para mantener solvente Greycat. Él presionó agresivamente a la UEE para que reprimiera a los falsificadores. Incluso con la eventual aprobación de un proyecto de ley que introdujo sanciones más severas para los condenados, la intervención del gobierno solo podría llegar tan lejos. Los documentos revelarían más tarde que Marcel también contrató fuerzas de seguridad privadas para encontrar falsificadores y convencerlos “por cualquier medio necesario” de cerrar sus operaciones.

Sin embargo, lo que se consideraba la apuesta más atrevida de Marcel vendría con la expansión de la línea de productos de Greycat. Hasta principios del siglo 27, la compañía fabricaba principalmente herramientas manuales, dispositivos de seguridad y armaduras industriales, productos que podían copiarse fácilmente. Para aislar las ventas de la compañía, Marcel argumentó que Greycat debería fabricar artículos de gran tamaño que serían más difíciles de falsificar. Muchos se mostraron escépticos y temerosos de los costos iniciales, pero sin desanimarse, Marcel impulsó el plan.

Marcel sabía que el éxito del plan dependía de los productos, por lo que buscó en los archivos de la compañía y descubrió los antiguos diseños de Pardue que fueron explorados, pero no implementados. Entre los diseños que Marcel puso en producción estaban el PTV (buggy), el robot de minería Cydnus masivo y su serie de láseres de minería y rayos de tractor. Si bien la mayoría de sus dispositivos industriales más grandes tomaron tiempo para obtener ganancias, el buggy demostró ser más popular de lo esperado. Inicialmente, Pardue diseñó el vehículo para navegar por túneles de minería abarrotados, pero los empleados de Greycat descubrieron que los primeros modelos de prueba eran perfectos para cruzar el amplio piso de la fábrica donde se fabricaban los buggies. Después de algunos cambios menores en el diseño de Pardue, como quitar el techo protector pesado, el vehículo puramente industrial se transformó para un propósito más general, permitiendo que el PTV se comercialice a un público más amplio. Desde entonces se ha vuelto omnipresente en toda la UEE.

El controvertido pero inspirado liderazgo de Marcel finalmente convirtió a Greycat en un nombre familiar y se aseguró de que la compañía se mantuviera fuerte durante siglos. Le dijo a Terra Gazette que “Greycat necesitaba reinventarse para seguir siendo relevante”. Hacerlo sin perder la identidad o alienar a los clientes leales fue una hazaña impresionante. Greycat lo logró porque combinó el enfoque de Broussards, la dedicación a la calidad y la audacia de probar algo nuevo con los estilos de diseño fuertes pero distintos de Ruben Pardue. Simplemente, Greycat se convirtió en un nombre familiar debido a su compromiso de tomar las decisiones comerciales correctas; No sólo los fáciles.

error: Contenido protegido