La mejor equivocación

Discovered

La mejor equivocación

El Descubrimiento de hoy consiste en un extracto de los archivos del Centro de Cartografía Imperial que nos ofrece una historia de los primeros días de esta organización (cuando todavía se la conocía como la Agencia de Cartografía Gubernamental). Oiremos cómo la mismísima jefa de expedición Seline Novikov nos cuenta los misterios encontrados durante la exploración inicial de Hades II.


INICIO DE LAS GRABACIONES:


11.07.2534_02.27 TET


Después de ochenta y cinco horas de silencio, por fin he obtenido respuesta de la sede central. Resulta que había una razón por la que los drones de comunicaciones fallaban tanto. Parece que las cartas de salto preliminares no están demostrando ser tan estables como habíamos pensado. Es un verdadero consuelo enterarte de esto después de haber realizado el salto, ¿verdad? Donovan está intentando trazar una ruta de tránsito más segura, pero le va a llevar algún tiempo. Deberíamos poder arreglárnoslas con comunicaciones limitadas, y no hay duda de que las provisiones que tenemos nos durarán hasta que puedan hacernos llegar más suministros, incluso aunque puedan haber unas cuantas quejas por no tener nada más que recalentados para comer durante la última semana. No, nuestro mayor problema es que no vamos a recibir el equipo adicional que necesitamos para empezar a realizar lecturas detalladas de las superficies del segundo y tercer planetas. Ésta no es precisamente la manera en que esperaba que fuera a empezar la primera expedición en la que estoy al cargo.


Por pura curiosidad, le pedí a Jans que equipara dos de nuestros módulos de escaneo normales con unas cuantas protecciones ambientales extra para comprobar si podíamos obtener alguna información útil mientras esperábamos. Sin embargo, el módulo que dejamos caer en el segundo planeta quedó obstruido en cuestión de minutos y dejó de transmitir, y el módulo que enviamos al tercer planeta ni tan siquiera logró llegar a la superficie. Supongo que, de momento, tendremos que resumir los informes sobre ambos mundos como «cenizas» y «cráteres» respectivamente. Esto va provocar un tremendo retraso en el análisis de recursos, pero espero que los jefazos lo entiendan.


En el lado positivo, hasta que solucionen el tema del salto, tenemos una excusa justificada para dedicar una buena cantidad de recursos adicionales a los datos que nos llegan del mundo partido. Quién sabe, a lo mejor antes de que ninguno de los demás equipos llegue ya habremos sido capaces de averiguar qué es lo que provocó que el cuarto planeta acabara partido en dos.


13.07.2534_22.44 TET


Jans ha estado a punto de echar abajo mi escotilla con los golpes que daba tratando de despertarme. Iba a darle una bronca por molestarme fuera de mi turno, pero entonces a visto el datapad que me estaba mostrando completamente emocionado. La sonda que enviamos al segundo planeta había sobrevivido. Su señal era débil, pero ahí estaba. La mejor teoría que se nos ha ocurrido es que la ceniza atmosférica contiene trazas de kerio y, a medida que la tormenta se desplaza, interfiere las señales retransmitidas. No logramos obtener muchos dados antes de que los cúmulos de cenizas volvieran a bloquear la señal, pero el pronóstico del tiempo indica que la tormenta podría amainar dentro de unas cuatro horas.


14.07.2534_07.03 TET


Estoy completamente agotada, pero sigo demasiado nerviosa como para poder dormir. El pronóstico del tiempo acertó y pudimos obtener otra secuencia de datos antes de que el periodo de calma terminara. Cuando le dimos un vistazo rápido a lo recibido, Gibson señaló que lo que en los escaneos orbitales nos habían parecido inicialmente deformaciones terrestres mostraban cierto patrón. Tras tres horas de intensos análisis y discusiones, Gibs nos había convencido a todos: esas deformaciones no tenían una causa natural. Eso significa que lo que sea que hay ahí abajo es probablemente de construcción artificial. Y no puede haber sido construido por humanos, a menos que nos encontremos allí a la Artemis estrellada, por lo que es posible que se trate de una xenoespecie inteligente.


Jans quería formar un equipo para bajar y dar un vistazo, pero ni en broma tengo permiso para hacer eso. Le dije que hemos estado a la escucha desde que llegamos a este sitio, y de la superficie no nos ha llegado ni un pitido, por lo que si ahí abajo hay alguien, no parecen demasiado ansiosos por ponerse a hablar. Además, después de lo que pasó con los alienígenas xi’an, estoy bastante segura de que no sólo perderíamos nuestros trabajos, sino que podríamos acabar encarcelados por realizar un primer contacto sin autorización. Tanto Gibson como Jans dieron unos apasionados discursos acerca de cómo ésta es una oportunidad para hacer historia que sólo se da una vez en la vida. Hasta Lace dijo que deberíamos bajar, y eso que Lace ni tan siquiera escucha música cuando es su turno porque eso va contra las normas.


Me mantuve firme. Por mucho que quiera ir a ver que es lo que hay ahí abajo, nuestro trabajo consiste en analizar datos. Tal vez cuando llegue el equipo de superficie y haya una oportunidad de hacer una inspección completa sector por sector, nos den la luz verde para ir a comprobarlo nosotros mismos.


14.07.2534_07.37 TET


He estado mirando las lecturas de los escáneres. El patrón crea casi una red. Puedes empezar a ver nodos y ramas que se comunican y bifurcan. Me pregunto si podría tratarse de algún tipo de mina. ¿Y si fuera una gigantesca galería de túneles que sirvieran como vías de comunicación? ¿O para la agricultura? Para ser sincera, me recuerdan a la manera en que nuestro pueblo fue edificado en torno al puesto avanzado de colonización inicial que se convirtió en su centro urbano, pero si esto es algún tipo de asentamiento o ciudad, entonces…


Debería realmente dejar de estar aquí sentada especulando. No voy a llegar a ninguna parte y estoy segura que cuando alguien vaya ahí abajo sabrán entenderlo todo. Aunque no es que les vaya a resultar fácil. Quédate ahí abajo el tiempo suficiente sin contar con un escudo apropiado, y ya te puedes despedir de tu culo. Probablemente te haría falta montar…


Y allá voy de nuevo. Vale, voy a pillar una lata de café y ver cómo vamos con el lanzamiento del dron para esta tarde.


14.07.2534_07.41 TET


Acabo de darme cuenta de que el equipo de superficie tendrá que darse muchísima prisa cuando lleguen si quieren intentar preservar cualquier cosa frágil. Es decir, imagínate lo que sería descubrir que dejamos pasar la oportunidad de estudiar artefactos alienígenas de gran importancia porque la atmósfera cáustica llego a ellos antes que nosotros. Probablemente no hay muchas probabilidades de que suceda eso. ¿Quién sabe? Quizá lo que pueda haber ahí abajo lleve siglos allí. Pero, por otra parte, tal vez haya una especie de cuenta atrás agotándose y nosotros no lo sabemos todavía. Espero que el punto de salto se abra pronto.


14.07.2534_08.16 TET


A la mierda. Vamos a bajar para dar un vistazo. ¿De qué sirve explorar lo desconocido si cuando encuentras algo desconocido no lo exploras?


14.07.2534_19.12 TET


Definitivamente no va a ser un primer contacto. Es más bien como si nos hubiéramos metido accidentalmente en algún abismo infernal olvidado. Hay ceniza por todas partes. Todo está en ruinas. No hay nada con vida.


Hemos esperado a que se produjera otro momento de calma en la tormenta, y entonces hemos bajado cerca de donde aterrizó el módulo de escaneo. Jans albergaba la esperanza de poder darle un repaso antes de que nos fuéramos. Sabíamos que como mucho dispondríamos de tres o cuatro horas como máximo. El oxígeno de nuestros trajes no era el problema, sino la ceniza corrosiva. Tras salir de la lanzadera, nuestra visibilidad era casi nula en esa densa atmósfera. Nuestras luces sólo alcanzaban a penetrar unos cuantos metros antes de ser engullidas por la oscuridad. Tampoco ayudaba que el alcance de nuestros comunicadores fuera una décima parte de lo normal debido a las trazas de kerio. Atamos una cuerda para asegurarnos de que nadie pudiera perderse, y empezamos a avanzar a un ritmo insoportablemente lento.


Incluso con todas estas limitaciones, nos topamos con signos de vida casi de inmediato, pero no con vida en sí. La superficie era terriblemente escabrosa, como si hubiera sido hecha pedazos por un impacto, pero no había manera de confundir los fragmentos manufacturados que estaban esparcidos por entre los escombros. Los escaneos iniciales de esos fragmentos venían con señales de interrogación. Recogimos todas las muestras que pudimos. Yo encontré un trozo pulido ligeramente mayor que mi mano que tenía inscrito un curioso patrón que no se repetía. Me pasé todo el viaje de vuelta mirándolo y no podría decir si se trataba de algún lenguaje, un intrincado diseño estético, un rasgo natural de ese extraño material, o alguna combinación de estas tres cosas.


Fue Lace quien encontró la primera entrada intacta. La estructura se internaba profundamente en el subsuelo, pero se había derrumbado sobre sí misma casi por completo. El estar allí de pie contemplando el tamaño de la arcada y las dimensiones de la arquitectura me hizo sentir como un alienígena por primera vez en mi vida. Era evidente que éste era un mundo donde los humanos no encajaban.


Estábamos discutiendo si debíamos internarnos más cuando Jans tuvo un desgarrón en su traje. Tuvimos que parchearlo rápidamente, y aunque el parche aguantaba y conservaba bien la presión, volvimos a la lanzadera lo más deprisa que pudimos. Parecía que en ese mundo ya habían muerto suficientes cosas como para que Jans acabara uniéndose a ellas.


Mientras estoy aquí sentada, la cabeza me da vueltas mientras intento procesar todo lo que vimos. Sin embargo, no dejo de hacerme una pregunta: ¿Cuándo podremos volver a este sitio?


FIN DE LAS GRABACIONES


Seline Novikov, uno de los primeros seres humanos en poner pie en el interior de una ruina hadesiana, fue destituida de su puesto como jefa de expedición una semana después cuando el nuevo trazado de la travesía del punto de salto fue terminado y la GCA se enteró de su desembarco no autorizado. Cuando le preguntaron si la decisión de descender al planeta había sido una equivocación, Seline respondió: «Pues claro que sí. Y ha sido la mejor equivocación que jamás he cometido.»

error: Contenido protegido