Anvil Aerospace

Historia

Anvil Aerospace es una de las historias de éxito terrestres más antiguos. Fue fundada en 2772 por Arnold J.Harris. La instalación inicial de Skunkworks de Anvil estaba ubicada en Nova Kiev, Terra, y las oficinas centrales de la compañía todavía están allí. Durante los primeros setenta y tantos años de existencia de Anvil, cada proyecto de diseño fue dirigido personalmente por el fundador de la compañía J.Harris Arnold. Arnold, un excéntrico diseñador de naves espaciales de la vieja escuela que insistió en firmar cada parte de los subsistemas de sus diseños, era una figura querida en una industria que de otra manera sería despiadada.

Adquisición de Casse Aerospace

Cuando J. Harris Arnold estaba en la escuela, estaba obsesionado con los trabajos de Leonard Casse. Para él, el ingeniero mayormente olvidado representaba todo lo que amaba del diseño de naves. Cuando finalmente comenzó su Anvil, Arnold se inspiró fuertemente en el modelo de negocio de Casse y envió sus propios diseños, utilizando elementos distintivos como las alas curvas y el sello de círculo abierto. Las similitudes fueron tales que Arnold y Anvil fueron demandados por la empresa de cartera que había comprado los derechos de los diseños de Casse. Arnold decidió resolver el caso comprando toda la Compañia Casse Aerospace.

Código de Fabricante

ANVL

Sede

Nova Kiev, Sistema Terra

Tipo

Militar / Civil

Origen

Humano

Perfil

Fabricante de naves espaciales

Fundación

2772 CE

Contratos militares

Anvil ha estado entregando de manera confiable equipos de grado militar a la Armada de la UEE durante casi dos siglos. El apodo de la compañía proviene de una cita en la famosa justificación temprana de Robert Calvin para la expansión de la UEE, explicando que el gasto militar “alimenta los hornos de expansión y golpea los yunques de la innovación”. Hay poco argumento: alimentar los hornos de expansión es exactamente lo que Anvil se dedico desde el primer día. La compañía ha producido docenas de exitosas e icónicas naves espaciales militares a lo largo de los años, incluidos el Hurricane, Osprey, Devastator, Hornet y el Gladiator. No se ha lanzado ninguna campaña militar en los últimos dos siglos sin usar alguna nave de vanguardia de Anvil, y ningún operador en el espacio UEE opera hoy sin al menos un escuadrón de cazas diseñados por Anvil. De hecho, los diseños de Anvil han anotado históricamente más muertes de enemigos que cualquier otra nave espacial militar. Los Hornet en particular, han destruido más hardware enemigo (medido en créditos estelares) que todos los demás cazas espaciales actuales de la Armada diseñados con combinacones Militares.

Civilización

La línea civil de Anvil es relativamente nueva, una decisión que muchos en la compañía inicialmente resistieron. La sensación general era que producir versiones de grado civil de naves espaciales militares dedicadas diluiría la marca: la posición cuidadosamente mantenida de Anvil como la punta de la lanza estaría en peligro. El debate sobre el tema se hizo tan prolongado que amenazó con dividir a la compañía en dos grupos separados, con el ala civil autorizando formalmente los diseños militares. En última instancia, todo fue en vano, ya que el gobierno de la UEE entró en el debate con una resolución sorprendente: en realidad favorecieron el concepto de suministrar armamento de estilo militar a los civiles, especialmente en las fronteras distantes. Se pensaba que un escuadrón de la milicia de defensa del hogar de Hornets un poco menos que milspec pero aún temible, sería un mejor elemento de disuasión que un escuadrón de Drake Cutlas.
El proceso de civilización de un diseño como el Hornet es más complejo de lo que parece: las leyes de secretos militares en cuanto a armamento, software de la UEE significan que, en promedio, el 60% del hardware en una nave espacial dada simplemente no se puede ofrecer al público. Algunos de estos reemplazos, como las pistolas Gatling milspec, serían esperados y relativamente fáciles de recuperar en un diseño modular moderno … pero estos requisitos también rigen sistemas tan inocuos como las cerraduras de arranque del pedal del timón o las tiras de sellado de la cabina de goma. Los equipos de diseño deben trabajar efectivamente a doble ciego, reemplazando los sistemas existentes sin tener acceso a sus equivalentes militares. En algunos casos, los diseñadores deben reconstruir subsistemas basados ​​únicamente en hologramas disponibles al público … mientras que el equipo que diseñó los sistemas originales opera al lado, completamente inconsciente.
Civilizar las naves espaciales militares de primera línea es un proceso frustrante, pero que en última instancia ha demostrado ser valioso para Anvil, las ganancias de la compañía aumentaron un 34% después de que el primer modelo civil Hornet (el F7C) estuviera disponible, sin un empañamiento perceptible del Marca de Anvil. Por el contrario, la idea de que podría ser dueño de una nave “militar” se convirtió inmediatamente en una especie de símbolo de estatus, impulsando el valor de reventa de los Hornets y las sucesivas conversiones. Los Hornet en su versión civil, se han convertido esencialmente (e inesperadamente) en una marca de lujo. Los equivalentes civiles de Anvil se venden tanto a unidades paramilitares reales en la frontera que necesitan desesperadamente hardware resistente como a industriales ricos de los mundos natales que creen que volar un Hornet los convierte en los mejores pilotos de caza.

A día de hoy

Hoy, Anvil tiene fábricas en tres docenas de mundos centrales de la UEE, pero continúa adquiriendo todos los sistemas y requiere que el CEO permanente firme cada modificación realizada en las naves espaciales de Anvil Aerospace.