Aegis Dynamics

Historia

Aegis obtuvo la fama como fabricante de naves espaciales militares durante la Primera Guerra Tevarin. Muy apreciados por Ivar Messer, sus bombarderos orbitales llamaron la atención del público tras su infame victoria en Idris IV. Cuando Messer ascendió para convertirse en el primer Emperador, contrató a la Aegis como la fuente principal de la UEE para naves espaciales y sistemas de defensa para las fuerzas militares. Durante la Era de los Messer, las naves de la Aegis se convirtieron en sinónimo del opresivo y despiadado régimen. Tras la caída del Emperador, la mayoría de los contratos militares de la Aegis fueron rescindidos, sus naves perdieron el favor del público, y la compañía entró en barrena. Redujeron el tamaño de su producción de naves y se centraron en la fabricación de piezas. En la actualidad, la Aegis sólo produce unas pocas naves. Los viejos bombarderos Retaliator han sido reacondicionados para su uso generalizado como transporte de espacio profundo o nave de transporte. La corveta Idris (llamada así en honor a la batalla de Idris IV) ha sido desmilitarizada para el uso de propietarios privados, incluso aunque se sabe de algunas bandas de piratas emprendedores que han conseguido agenciarse una.

Código de Fabricante

AEGS

Sede

Jata Cestulus, Sistema Davien

Tipo

Militar / Civil

Origen

Humano

Perfil

Fabricante de naves

Fundación

Aegis Dynamics nació de la fusión de las compañía Aegis-Macrocomputing, con sede en la tierra y Dynamic Production Systems, una empresa con base en el sistema Davien. La primera de ellas se encargaba de fabricar sistemas informáticos para la floreciente industria aeroespacial y la segunda mantenía astilleros en cuatro sistemas (incluyendo las fabricas de componentes especializados en su sistema). Desde el primer día el objetivo fue construir naves militares y el resultado fue una compañía hecha a medida para la adquisición de contratos militares en una era en la que la humanidad estaba formando su ejército. Conforme Messer se fue consolidando en el poder, Aegis fue la encargada de proporcionar naves a sus legiones. Naves como la Retaliator se convirtieron en sinónimos del puño de hierro del gobierno. Tras la caída de Messer, Aegis Dynamics parecía estar destinada a desaparecer. El una vez popular proveedor de equipamiento para el tiránico régimen de Ivar Messer (estrechamente relacionado con los horrores de aquellos años) fue simplemente relegado al cajón del olvido de la historia. La compañía comenzó una importante renovación tras la caída de la era de los Messer. El anteriormente logo de bordes afilados y con un agresivo rayo cayendo sobre las letras AD fue reemplazado por otro menos característico y de líneas más suaves.

A pesar de ello, el daño por asociación ya estaba hecho: Los contratos fueron rescindidos y la empresa sufrió despidos masivos conforme el gasto militar iba a parar a corporaciones menos políticamente peligrosas como Anvil Aerospace y MISC. Entonces, pasó algo inesperado: Los civiles comenzaron a adoptar los diseños militares de Aegis para sus propios propósitos. Ya fuera como resultado de los crecientes peligros en la galaxia o simplemente porque se buscaba la fiabilidad de las armas de guerra de Aegis, la compañía una vez impulsada por los contratos de un gobierno dictatorial ahora prosperaba gracias a la población a la que una vez ayudó a oprimir. Los bombarderos Retaliator dejaron de ser los temidos símbolos del poder gubernamental para pasar a convertirse en transportes personales, casas móviles, naves mineras o incluso naves de extinción de incendios. Las cargas del pasado de Aegis comenzaron a desaparecer y la compañía se comenzó a centrar en crear variantes civiles de los diseños de la generación actual.