Portafolio Gyson Inc.

Portafolio

Gybson Inc

Es posible que los consumidores de todo el universo no conozcan a Gyson Inc. por su nombre, pero si es probable que estén familiarizados con sus productos. La compañía y sus subsidiarias producen de todo, desde alfombras hasta gamuzas de limpieza, uniformes industriales, e incluso trajes de EVA. El amplio abanico de sus productos es imposible de categorizar fuera de una característica que los hace destacar: son extremadamente baratos. Gyson afirma hacer productos sencillos y simplificados que todos puedan pagar. Los críticos, sin embargo, no son tan diplomáticos. Argumentan que la compañía sacrifica la calidad del producto para mantener bajos los costos de producción, y se dirige intencionadamente a consumidores de bajo poder adquisitivo. Las pruebas realizadas por la Guía de Whitley han demostrado que los productos Gyson necesitan ser reemplazados con mayor frecuencia que sus competidores, y que el costo de reemplazarlos a menudo es más costoso que las alternativas de nivel medio a largo plazo. Aún así, muchos consumidores consideran que los productos son lo suficientemente buenos para hacer el trabajo y a un precio que es difícil de resistir. A pesar de su reputación irregular, Gyson se ha convertido en una compañía industrial de gran potencia. Todo gracias a la visión y la ambición de la fundadora y CEO de la compañía, Akiko Forsyth, cuyas experiencias y vivencias únicas en su vida la prepararon e inspiraron para levantar una de las compañías más controvertidas creada en el siglo pasado.Gyson Inc.

Ciudad de Asura, Ferron III

Un Nuevo Destino

Akiko Forsyth admite abiertamente que la fundación de Gyson no era la meta que ella tenia en su vida. Nacida en Boro en 2849, Forsyth se crió en el regazo del lujo. Su familia era un pilar del sector industrial de Caliban desde que la humanidad colonizó el sistema cinco siglos atrás. Rica, bien educada y libre de preocupaciones, Forsyth se convirtió en una personalidad asidua en las veladas de la vida social y se labro una buena reputación por organizar con éxito grandes eventos. En 2884, mientras se encontraba en la ciudad de Fujin en uno de sus eventos sociales, la llegó la noticia de que una gran flota vanduul había atacado Caliban. Las noticias se fueron filtrando lentamente durante los siguientes días, cada una peor que la anterior. Según amigos cercanos, mientras las noticias se volvían más terribles, Forsyth, frustrada y afligida, hizo lo que hacia en la mayoría de las situaciones, continuo bebiendo. Por la mañana se despertó con la noticia de que Caliban había caído. Había perdido a su familia y su hogar. La noticia la dejo destrozada. Sin una estructura de apoyo familiar, Forsyth cayó en una profunda depresión y perdió el control, mal gastando y quemando su herencia en fiestas . En una ocasión, unos amigos suyos intentaron intervenir para abordar su comportamiento fatalista, pero Forsyth se sintió herida por su aparente traición y decidió dejarlos a ellos y a la ciudad atrás. Originalmente, ella planeaba continuar su estilo de vida a bordo de la nave de lujo de su familia, pero ya no podía pagar una tripulación ni el costo de operarla. Esto forzó a Forsyth a cambiarla por una menos opulenta. Sin embargo, poco después, sin el estatus que antaño le habían traído su nave y su fortuna, se encontró repudiada de los mismos círculos sociales de lujo que tan bien la habían acogido. Sola, sin ningún lugar a donde ir y mucho que perder, decidió visitar Archibald en Yar, un lugar por el que siempre había sentido curiosidad, pero al que nunca se había atrevido a ir. A Forsyth la encantaba. La primera visita sería una de las muchas paradas que ella realizaría mientras exploraba el verso. Forsyth evita hablar demasiado sobre esta etapa de su vida, pero se enorgullece al citar dos experiencias que la sirvieron para preparar el escenario para su segundo acto. La primera ocurrió cuando regresó a Caliban.

“Nunca olvidaré cuando finalmente regrese a casa”, admitió más tarde. “No había nada excepto las ruinas. En ese momento, entre los restos destrozados de todo lo que antes había crecido fértil y prospero, finalmente llegue a la conclusión de que realmente ya no tenía un legado en el que apoyarme, sino que mi destino era mio y de nadie mas”.

La segunda experiencia que la cambió la vida vino poco después. Mientras paseaba por el bazar de Olympus, se preguntó por qué tantos lugareños llevaban cascos con viseras astilladas y profundas grietas. Ella descubrió que la mayoría de los cascos, que eran necesarios fuera de los sectores sellados de Olympus y en el duro entorno de Ashana, eran prohibitivos para muchos residentes por su elevado precio. Esta demanda creó un mercado masivo para la ropa de protección y seguridad de segunda mano, sin embargo, al ser un sistema no reclamado, la falta de regulación significaba que no se verificaba su integridad. Forsyth descubrió que muchos residentes de Olympus temían que un casco de segunda mano funcionara mal y provocara un trauma cerebral o incluso la muerte. Fuera de esta terrible circunstancia, Forsyth vio una oportunidad clarisima ya que su situación económica era realmente preocupante. Todos sus viajes combinados con una falta de ingresos la habían dejado peligrosamente cerca de la ruina financiera. Motivada por recuperar su fortuna, Forsyth recordó un elegante casco personalizado que ella y sus amigas habían llevado una vez a una fiesta de trajes EVA. Lo había hecho un diseñador de moda privado a partir de un grueso material transparente que la permitía sobrevivir en el espacio y lucir su pelo y maquillaje. Esa versión que ella llevaba aquel día era bastante cara, sabía que el técnico que la respaldase en la idea no debía serlo. Ella trabajó con un artesano local para fabricar una versión económica que incluso los residentes de Olympus pudieran pagar. El resultado fue el ‘Ready-Up’, un casco tipo softshell hecho principalmente de plástico de resistencia industrial. El casco apenas cumplió con los estándares UEE y recibió la calificación más baja posible de la Guía de Whitley, pero la venta del modelo fue excelente. Forsyth había previsto correctamente que muchas personas comprarían un casco barato, pero certificado y seguro. Impulsada por este éxito, Forsyth regresó a los otros sectores de la galaxia que visitó en sus viajes, y que podrían estar interesados en alternativas agresivamente baratas. Nadie podría haber predicho lo rápido que crecería Gyson Inc.

Fuente: Portofolio, Gyson Inc, RSI Official web site, SEPTEMBER 12TH 2018