Expo Aeroespacial Intergalactica

Expo Aeroespacial

Expo Aeroespacial Intergalactica
Expo Aeroespacial Intergalactica

Para la entusiasta de las naves Audrey Timmerman, Lo fue el lugar ideal para crecer. Cada día, una amplia variedad de naves se atravesaban la atmósfera desde los bulliciosos carriles espaciales que había sobre ella. Su familia recuerda como pasaba las noches mirando a través de su ventana desde su piso en las torres residenciales Walden, identificando a las naves que pasaban tan solo por la disposición de sus luces. En una entrevista para Terra Gazette, Timmerman dijo no poder recordar que es lo que le llamó la atención del mundo de la aviación: “No recuerdo haber tenido ningún momento de “iluminación”. Simplemente, ese interes siempre estuvo ahí”. Timmerman venía de una familia humilde que nunca se pudo permitir una nave, aun así, sus padres intentaban satisfacer su interés llevándola al bullicioso puerto comercial de New Junction para que pudiese ver aterrizar y despegar las naves. En 2656, Timmerman se unió ansiosamente a la armada con el sueño de llegar a ser piloto. Desafortunadamente, sus habilidades de pilotaje quedaban atrás de aquellos que ya tenían años de experiencia en vuelo. Aun así, su vasto conocimiento sobre naves y su capacidad de fijarse en los detalles no pasó desapercibida. Se convirtio en mecánica y ascendió en la escala de rangos hasta llegar a ser jefa de taller a bordo de la fragata UEEN Solis. Con la misión asignada de patrullar la línea Perry, la Solis pasaba el tiempo como una plataforma de soporte móvil para los cazas de la UEE que monitorizaban los puntos de salto Xi´An. Ella lo describió como “Largos periodos de aburrimiento salpicados por momentos puntuales de terror”, pero todo eso cambió un día cuando, tras una patrulla, un ala de cazas trajo algo consigo, los restos de un naufragio de una nave Xi’an. A pesar de que a Timmerman le resultaban íntimamente familiares las naves Banu (legado de su niñez en Corel), ver el diseño único de los Xi´An fue algo inspirador y a la vez fascinante para ella. Tras acabar su servicio en la armada, Timmerman volvió a New Junction e inauguró el taller Aerospace Repairs en 2667. El establecimiento rápidamente se ganó la reputación de ser capaz de arreglar casi cualquier cosa. En sus horas libres, Timmerman se dedicaba a su verdadera pasión, intentar hacer ingeniería inversa sobre la tecnología Xi´An que había visto en la armada. La relación entre las dos especies era peliaguda por aquel entonces, por lo que era imposible para cualquier civil poner sus manos sobre tecnología de esta especie, lo único que tenía era su ingenuidad y sus recuerdos sobre los que trabajar.

Inicios Humildes

En 2670, Timmerman terminó de instalar unos impulsores de maniobra de inspiración Xi´An en ‘Poby’, una aurora que bautizó con el nombre de su gato. Temerosa de volar una nave en pruebas sobre un planeta con una alta densidad de población, Timmerman se unió con compañeros entusiastas del mundo aerospacial y cargaron la Poby y otras naves muy modificadas a bordo de un trasbordador con rumbo al cercano y desolado planeta Castor para poder hacer pruebas allí. Aunque fue un encuentro informal, los historiadores consideran que fue la primera Expo Aerospacial Intergaláctica. El primer vuelo de Poby se convirtió en decepción cuando una sobrecarga eléctrica dejó fritos varios de sus impulsores experimentales. Este hecho, lejos de desalentar a Timmerman, hizo que se interesase aún más en el proceso y no pasó mucho tiempo hasta que este grupo de apasionados por las naves experimentales estableciesen reuniones regulares en las que discutir y analizar las diferentes modificaciones que hacían. Los vuelos de pruebas anuales en Castor se convirtieron en una tradición y fueron creciendo en popularidad a lo largo de los años. Uno de los miembros del grupo era Steffon Dillard, propietario del “Emporio Naval Steffon” en New Junction. Reconociendo la popularidad del encuentro anual, le ofreció a Timmerman patrocinar el evento. El proporcionaría las últimas naves para que los apasionados las analizasen en persona y así podría vender algunas en el proceso. Timmerman accedió y ante la necesidad de un nombre para poner en los anuncios que Dillard estaba creando, decidió tomar prestado el de su propia compañía para así obtener el nombre Expo Aeroespacial Intergaláctica (IAE). A lo largo de la siguiente década el evento se convirtió en lo suficientemente grande como para atraer a otros minoristas y fabricantes de componentes ávidos de mostrar sus propios productos en la expo. No pasó mucho tiempo hasta que los grandes fabricantes de naves tomaron nota cuando eso pasó. En el año 2683, RSI se convirtió en un patrocinador oficial de la expo y así ha sido desde entonces. Cada año, más y más patrocinadores y stands se unen al evento. Los puristas critican esta corporativización, pero Timmerman lo justifica esta expansión vehementemente. Para ella, la expo no se ha vendido, se ha adaptado y mejorado. Su última acción fue crear una organización benéfica para organizar el evento y asegurarse que un gran porcentaje de los beneficios irían a parar a personas más necesitadas. La llamó Simpod Pals (Compañeros de Cápsula Simulador) y su misión es la de dar a los niños menos favorecidos la oportunidad de aprender a volar.

Calentando Motores

En el 2847, la junta de directivos tomó la decisión de ir rotando la localización de la IAE anualmente. La explicación pública que se dio fue la de que así más gente tendría la oportunidad de experimentar el principal evento aeroespacial del universo. Numerosos sistemas pidieron ser los anfitriones del evento para disfrutar así de los beneficios económicos asociados a él. El evento fue saltando de planeta en planeta a lo largo de las siguientes décadas hasta que en 2913 el evento estuvo a punto de cancelarse en Ferron debido a la incapacidad de Asura de reunir los mínimos estándares en cuanto a hangares y suministro de energía establecidos en los contratos de la IAE. Poco después de este susto, el gobernador Joona Tzur de Severus llamo a la junta de la IAE con la propuesta de llevar el evento a el sistema Kiel. Las autoridades de la IAE quedaron impresionadas con su presentación, pero más aún al ver las instalaciones que este planeta les podía ofrecer. Severus poseía numerosos hangares (inicialmente construidos y utilizados por los militares), muchas plataformas de aterrizaje disponibles y alojamientos más que suficientes para los visitantes. Después de impresionar a la junta de la IAE con las instalaciones de Kiel, Tzur dio el golpe final. Ofreció hacer una vasta mejora y remodelación de estas instalaciones siempre y cuando la IAE accediese a hacer de Severus su hogar permanente. Aún afectados por la controversia que se generó en Ferron, la junta de directivos votó y aprobó la propuesta. Desde entonces la IAE está establecida en Kiel. La Expo Aeroespacial Intergaláctica ha recorrido un largo camino desde sus humildes orígenes en Castor. Debido a problemas con los seguros y la legislación ya no trata sobre pilotos amateurs probando sus naves experimentales, en lugar de eso, renombrados pilotos como Chelsea Yan y miembros del conocido 999º escuadrón de pruebas de la armada deslumbran a los asistentes con impresionantes maniobras de vuelo mientras los fabricantes de naves y componentes desvelan sus últimas creaciones. En su corazón, la Expo Aeroespacial Intergaláctica está dirigida a aquellos jóvenes soñadores que se sorprenden así mismos mirando fijamente al cielo para contar esas luces que corren.

Fuente: Vendaval, recopilatorio ‘Hemeroteca del Espectro Vol.1’, pagina web de Ciudadano Estelar.